Salvemos el Ártico

Ayer paseaba por la calle y un señor lanzó al suelo una colilla teniendo una papelera a dos pasos. – “Caballero, tiene usted una papelera justo ahí”- “Los barrenderos la barren, no me di cuenta” – “Eso tarda unos 20 años en degradarse”- “Hay gente que tira cosas peores”.

En ese punto decidí que no valía la pena y seguí andando. Caminaba sintiendo verdadero pánico por los malabares de nuestro lenguaje para lograr una justificación sin importar la magnitud ni la obviedad de nuestros errores. Esa soberbia reinante ante el no reconocimiento constante me provoca terror. Vivimos sin ser conscientes de nuestra influencia en el mundo. Aceptamos unas normas básicas de convivencia y pasamos por alto la mayoría de las premisas subyacentes fundamentales. En una comunidad de vecinos se da por hecho el respeto de unas horas de descanso y, al mismo tiempo, la vecina del tercero tira por el sumidero los restos de aceite que sobraron de la comida. Millones de huellas ecológicas haciendo homenaje al plástico y toneladas de ignorancia y pasotismo. ¿Qué ocurre con las normas de convivencia con nuestro planeta?, ¿hasta cuándo seguiremos ignorando los mensajes de socorro que no para de enviar la Tierra?

El océano Ártico es el aire acondicionado de nuestro Planeta. Hace que reboten los rayos del Sol y contribuye de forma fundamental en la regulación de la temperatura global por las corrientes marinas. Tiene unos 4.000.000 de habitantes y especies en grave peligro de extinción. Todas estas razones no han sido suficientes para protegerlo y, actualmente, es el océano más desprotegido. Un 75 % del Ártico ha desaparecido en los últimos 30 años, ¡3/4 partes! En los próximos años no habrá nada de hielo. Sí, es una afirmación real basada en un estudio siguiendo el aumento exponencial que ha tenido la temperatura de nuestro planeta.

Canadá, Rusia, Estados Unidos… Todos se frotan las manos ante este hecho pensando en nuevas rutas internacionales de navegación, petróleo, espacio para actividades militares (Rusia actualmente ya ocupa un gran espacio) y un largo etcétera que no terminaría de relatar.

Triste y preocupante, ¿verdad? No podemos permanecer impasibles y permitir que se sigan olvidando esas normas de convivencia con la Tierra.

El proyecto OSPAR está llevando a cabo una lucha para proteger el 10% del Ártico y declararlo como área marina protegida y frenar esta locura. Un comienzo para el futuro “santuario ártico”.

¿Cómo puedes ayudar? Dando visibilidad y firmando para que Naciones Unidas tome en consideración la propuesta.

Impactante-foto-oso-polar-desnutrido_IECIMA20150901_0024_7.jpg

Se están muriendo por inanición debido a la inexistencia de hielo y presas. Pierden a su primera cría el primer año y a la segunda y última en el segundo. ¿En qué estamos pensando y a qué esperamos para hacer algo?

Sugerencia de la semana: El documental “Cowspiracy”(Hablaré sobre ello en el próximo post)

 

Anuncios

Sisterhood of the World Bloggers Award

Hace algunos meses decidí abrir de nuevo las ventanas de este lugar. Lo hice con la única pretensión de obligarme a escribir, ordenar la casa de las locas y sacar los demonios fuera. Sólo tenía que poner letras a esos soliloquios (protagonizados por sentimientos de injusticia en la mayoría de los casos y enfado con el mundo en otros) que visitan mi mente sin avisar.

Gracias a Cristina Pino,  la autora de “Dime con quién hablas y te diré si estás loca”, recibí una nominación a los “Sisterhood of the World Bloggers Award” a través de su blog:  “Mariposas de Cris”. Un rincón que recibe a tu mente con los brazos abiertos y en el que reflexionar y posar tu atención con el aleteo de sus mariposas.  Le hago llegar nuevamente un abrazo gigante y todo el agradecimiento del mundo. ¿A qué estás esperando para ir y darle amor?

¿Qué toca ahora? Muy fácil, sólo tienes que seguir estos cuatro puntos:

  1. Introducir el logo en el post
  2. Agradecimiento y mención al blog que te ha nominado
  3. Responder 10 preguntas
  4. Nominar a 10 blogs

sisterhood-of-the-world-bloggers-award-badge.png

Describe tu carácter

Soy una persona con unos gustos cotidianos muy simples. Inconformista, justiciera, sensible, frágil, exagerada, solitaria, extrovertida… Adicta a la satisfacción que produce el hacer algo bueno por el mundo desinteresadamente. Hiperactiva por las mañanas e impulsiva en cualquier momento del día. Idealista, espontánea y neurótica por las dosis de cafeína. No soporto el conformismo ni a las personas que enarbolan con orgullo la ignorancia. Animalista y con empatía de más. Maniática de las huellas en cualquier superficie plana. Un mundo interior en orden.

¿Qué valoras de las personas?

Que sean libres y conscientes de su influencia y/o huella en el mundo.

¿Juzgas por la apariencia?

No. La vida es una calle de sentido único en la que sólo importan los hechos y el tiempo. Somos lo que hacemos.

Recomienda cinco libros.

  1. El bolígrafo de gel verde – Eloy Moreno
  2. Memorias de un amigo imaginario – Matthew Dicks
  3. No confíes en nadie – W. S. Watson
  4. Cumbres borrascosas – Emily Bronte
  5. Cien preguntas básicas sobre la ciencia – Isaac Asimov/ La vida de los planetas –  Richard Corfield (No soy capaz de elegir uno)

Recomienda cinco películas.

  • Contact

Fue lo mejor que le pudo pasar a mi yo de 7 años que jugaba a la exploradora espacial. Adoro aún más la astronomía (y a Jill Tarter) gracias a esta película.

  • Pequeño Manhattan
  • Hacia rutas salvajes (Into the Wild)

Jamás olvidaré lo mucho que me marcó esta oda a la vida. Adaptación del best-seller de Jon Krakauer, basado en las notas del diario de McCandless.

  • Un largo viaje
  • Siempre nos quedará el amor

¿Cuál sería el viaje de tus sueños y con quién lo realizarías?

Sería a Suecia e iría con mi sobrina pequeña a Estocolmo para visitar aquella Villa Kunterbunt de Pippi Calzaslargas con la que tanto soñé.

¿Te gusta la poesía? ¿Clásica? ¿Contemporánea?

Me gusta la poesía y mucho. Disfruto como nadie con Pablo Neruda, Shakespeare o Lord Byron… “Solo salgo para renovar la necesidad de estar solo” (Sí, fue amor a primera vista)

¿Alguna vez has tenido un amor a distancia? ¿Cuéntanos cómo fue?

No. Jamás. El apoyo emocional a distancia es una quimera. Los platónicos son más sanos.

¿Sigues a algún Youtuber?

Adoro a Grace Helbig.

¿Te gusta el teatro?

Me encanta. Podría pasar el día de programación en programación. Ópera, musicales… El teatro hace que mis sentidos encuentren lugar en esa catarsis reflexiva y pasional. Recomiendo muchísimo “Mi Lucha” de Antonia San Juan.

Y aquí van mis NOMINADOS:

  1. Cuatrocientos cuarenta y cuatro
  2. Planeta animal
  3. Plan Vegano
  4. De perro a perro
  5. La libreta de Irma
  6. El ambigú del yoga
  7. Jack Moreno
  8. Daniela Vicuña
  9. Voy pasando páginas
  10. Neurociencia neurocultura

Admiración y amor por todos, especialmente por mi número uno favorita 🙂

El Hogar ProVegan

Hace algunas semanas intercambiaba con una amiga la decepción que siento por el ser humano y la falta de energía mental con la que estoy afrontando esa desesperanza… Tras comentar algunas barbaridades por las que luchamos e intentando solucionar el mundo quiso compartir conmigo una experiencia totalmente gratificante y positiva. Una semana en un lugar capaz de reconciliarte con la vida y en el que expandir tus pulmones con aire fresco y energía positiva: El Hogar ProVegan de Tarragona.

Un grupo de personas que viven por y para los animales. Un lugar en el que un cerdo rescatado de un matadero aprende a comer fruta por primera vez en su vida y se recupera de su fractura de cadera por vivir en un espacio más pequeño que él. Un sitio en el que un ternerito con problemas en sus extremidades recibe masajes y tratamiento para mejorar su calidad de vida. Una zona verde llena de amor en la que todas las vidas valen lo mismo. Un sueño hecho realidad en el que todos tienen las mismas oportunidades de lograr una vida digna. Allí pasan de sentir verdadero terror por el ser humano a, simplemente, perdonar todos sus males por el bien que hace esta asociación de buenas personas. Dejan de temblar esperando algún golpe o el fin de sus vidas al recibir una primera caricia… Una primera caricia que les vale para confiar en nosotros nuevamente y devolvernos esa pequeña dosis de cariño multiplicada por infinito. Sí, un cerdo tiene vida emocional asociada a recuerdos. Se alegran de verte cuando te ven aparecer y pueden comerte a besos. La mirada de una vaca puede transmitirte toda la gratitud del universo y decirte “eh, gracias a ti no estoy 24 horas enchufada a una máquina que no detecta cuándo dejo de tener leche (haciéndome verdadero daño) mientras me violan de la forma más cruel cien veces al día para que produzca más al mismo tiempo que me atiborran a antidepresivos porque dejan a mi hijo cerca llorando para que pueda dar más leche. Puedo mover mi rabito de alegría y disfrutar de existir. Gracias.”

Siento verdadera necesidad de visitarles y colaborar con ellos en su voluntariado. Si mis palabras han conseguido hacerte reflexionar durante un segundo, ha valido la pena.

Dejo por aquí los enlaces para que inunden sus webs de amor y conozcan de primera mano lo que con un poco de suerte he logrado contar. Yo me pienso animar, ¿y tú? 🙂

http://voluntariadoelhogarprovegan.yolasite.com

http://elhogarprovegan.org/ESP/colabora/voluntariado

cerdos-felices1.jpg

 

They make it all worthwhile

pecs.jpgImagina que deseas ir al baño pero no puedes comunicarlo. Te han puesto un bocadillo de queso pero lo querías con tomate. Te duele la barriga pero no te entienden cuando te pones nervioso/a porque te sientes mal y nadie sabe lo que te pasa. Escuchas una risa o un gesto de enfado y no logras conectarlo con una explicación lógica. Quieres pintar en un papel pero no sabes cómo reaccionará la persona a la que vas a pedir el folio. La lavadora gira mientras bebes agua y se para el mundo en ese movimiento. Todas las frases son demasiado largas y la gente dice una cosa cuando quería decir otra mientras te asusta el ruido de un coche que toca la pita. Una persona te abraza al verte y no sabes si lo que te producía recibir un regalo era alegría o tristeza. Practicas frente a un espejo esas expresiones que no entiendes y las memorizas para identificarlas. Señalas lo que quieres o entregas una foto de tu día ordenado cronológicamente para pasar a la siguiente actividad que termina con la alarma de un temporizador. Necesitas orden y saber en todo momento qué va a pasar y hasta cuándo.

2013100419051466835.jpg

No merecemos ese potencial que tenemos. Diariamente observo cómo se esfuerzan para poder comunicar lo más básico que podemos imaginar mientras personas adultas con habilidades comunicativas inmejorables prefieren lanzar indirectas en redes sociales a mirar a los ojos con transparencia y verbalizar la verdad con valor. Siento tanta frustración al pensar en todo lo que damos por hecho y no valoramos… Sus gestos de empatía callada y esos intentos de comunicación tras saltar todos los obstáculos del mundo me parecen más admirables, respetables y coherentes que cualquier proeza lingüística nuestra.

Me apasiona el abismo de introspección que son capaces de alcanzar y el universo que me transmiten sus ojos. Su mundo tiene el mismo ruido que el nuestro. No creo que no tengan una teoría de la mente. Tienen una que es capaz de captar esa parte que obviamos y pasa desapercibida ante nuestros mediocres ojos. Como dijo Peter Drucker: “Lo más importante en la comunicación es escuchar lo que no se dice”.

“El hombre moderno se rodea de infinitas posibilidades de comunicación y, paradójicamente, es lo que siempre le falta” Marcel Marceau

Pick your battles

“Elige tus batallas”… Sí, esa ha sido la frase que más he escuchado estos últimos días tras conversar con la gente y expresar la frustración que siento por las injusticias que observo cada día.

Grupos de ultraderecha quemando la comida recaudada para los refugiados, maltrato animal, cambio climático, representantes políticos salidos de una master class de clown… La estupidez y pasividad del ser humano en este punto de no retroceso al que hemos llegado me aterroriza.

He querido ser congruente con mis principios y vivir de la manera mas fiel a ellos. Podemos influir de forma positiva, pero tristemente he aprendido que la batalla la ha ganado el lado oscuro. Es completamente imposible salir de tu casa sin usar alguna prenda que no haya sido creada bajo condiciones de explotación o comer algún alimento que no interfiera de forma negativa en el planeta.

El aceite de palma está presente en una lista interminable de productos. ¿La consecuencia?

1.jpg

Lo mismo ocurre con las marcas que experimentan con animales. 3M (Scoth, Post-It), Adidas, Alpo, Benetton (United Colors of), Bic, Braun (de Gillette), Calvin Klein, Colgate, Palmolive, Coperttone, Dolce & Gabbana, Duracell, Garnier, Gillette, Giogio Armani, Giorgio Beverly Hills, Gloria Vanderbilt, Guy Laroche, Helena Rubinstein, Iams, Lancaster, Liquid Paper, Nina Ricci, Oscar de la Renta, Parker, Pfizer, Pierre Balmain, Pringles, Schwartzkopf, Shick, Vick Vapo Rub, Vortex, Yves Saint Laurent, Ziploc, Reckitt Benckiser (Veet) Baby Fresh, Johnson & Johnson, Kid Fresh, Luvs, Pampers, Camay, Dove, Lux, Neko, Rexona, Actisite, Brontex, Dantrium, Didronel, Macrodantin, Ultradol,Zebete, Ziac, Aquafresh, Colgate, Crest, Listerine, Odontine, Oral-B, Sensodyne, Kolinos, Ariel, Ayudin, Bold, Clorox, Magia Blanca, Magistral, Pine-Sol, Tide, Windex, Always, Kleenex, Kotex, Scott, Tampax, Kimberly, Suave, Max Factor, Cover Girl, Oil of Olay, Ponds, Maybelline, Cacharel, Giorgio, Hugo Boss, Old spice, Eau Jeune, Ammens, Color Soft, Dove, Head & Shoulders (Procter & Gamble), Ivory, Lasting Color, L’oreal, Men’s Choice , Clairol, Natural Instincts, Pantene, Pert Plus, Seda (Unilever) Old Spice, Rexona, Secret, Speed Stick, Sure, MUM… ¿Sigo?

2.jpg

Conejos a los que les inyectan jabón en el globo ocular, perros que se pasan el día fumando… La crueldad más absoluta para que podamos estar limpios y morir de cáncer sin ser conscientes de ello, por supuesto.

3.jpgEllos pagan nuestros caprichos y sufren las consecuencias de nuestra existencia incluso cuando nos aburrimos y queremos entretenimiento. Sí, todavía existen circos con animales, zoológicos, tiendas que venden animales y familias que inculcan el amor y el respeto hacia los animales mostrándoselo a sus hijos en jaulas.

Esta semana he acudido a varias concentraciones por la presencia de Cirkus Kaos (un circo con animales que abandona a sus tigres durante días en un camión negro al sol y que recibe de nuestro Ministerio de Educación y Cultura una subvención de 19.000 euros) en la isla y he comprobado que la gente se moviliza más por cualquier competición de algún deporte o alguna procesión que por una vida o nuestro propio planeta. Como decía hace algunas semanas: “Lo que moviliza el fútbol y la religión en este país es directamente proporcional al giro de cuello que da a TODO lo demás”

ssss.jpg

Después de llorar de la impotencia e incomprensión mostrando vídeos como el que comparto en este post, hemos conseguido que se prohíban en varias ciudades. Sí, he escogido mi propia batalla: ELLOS.

Nuestro error comenzó desde el minuto en el que nos consideramos superiores. Hoy, después de acabar con nuestra Tierra, hemos comprobado que somos el único animal que no se ha adaptado al planeta. Los problemas se solucionan desde las aulas. Pienso dejarme la piel dando charlas y educando. Saltaré en el lado bueno de la balanza y haré peso dejándome la voz por los que no la tienen.

Due

Ella miraba su mano y le parecía increíble que sobreviviera tanto tiempo sola. Se colaba en sus sueños para verse en ellos. Caminaba por sus deseos y saltaba por sus fantasías. Era la calma de su caos y el caos de su locura.

Escuchaba el latido de su corazón y su cabeza se unía al baile de la respiración sobre su torso. Tenía todo el oxígeno que había necesitado después de tantas bombonas de soledad. Se conformaba con existir a su lado y, por primera vez, sentía que formaba parte de algún lugar. Sonreía saboreando aquel instante de su presente y se aterrorizaba al imaginar un futuro próximo en el que su piel no estuviera cubierta y protegida por la suya.

Silencios amables con intercambios de miradas que agotaban las pilas del reloj y sábanas que eran cómplices de un hacerse a sí mismos. La bondad les enterneció mientras besaban el mapa de sus cuerpos y celebraban que eran más de lo que habían sido. La maldad les fortaleció los sentidos avivando el deseo de carne y mente en aquel naranja que ardía al atardecer. Perdieron el límite y el control de cuándo terminaba uno y comenzaba el otro. Eran moldes perfectos y simétricos de sí mismos… Éxtasis, con el calor de su mano en el vientre y con un te quiero en los labios. Se abrazaron cerrando los ojos. Formaban parte el uno del otro y, se desvanecieron… Se desvanecieron con un quédate siempre al unísono.

Nacieron para rescatarse. Él era el dueño de su aroma y el protector de su esperanza; ella, el hilo que unía la seguridad de sus pasos.

Marley

Llegó a nuestras vidas hace un año, un mes y 19 días . Era una fría mañana de un mágico seis de enero que jamás olvidaré. La casa de mi madre olía a café y me dolía la tripa por la cantidad indecente de panettone que había comido. IMG_3234.jpgRodeada de toda la familia, disfrutaba de la ilusión de los niños. Kilos de papel de regalo volando por el aire, risas, abrazos y un montón de imágenes a cámara lenta congeladas en la retina. Sentía tanto amor y tanta gratitud mientras pensaba en nuestra forma de vivir un día tan bonito, que no podía evitar quedarme absorta observando tanta felicidad en movimiento…
yyyyy.jpgEn ese momento mi burbuja se rompe cuando me encierran en un dormitorio para ser sospechosamente entretenida por mi madre y mis cuñadas. En el salón me esperaba una caja blanca y azul con cuadros de un verde tan lima que detonó mi emoción al ver que estaba completamente llena de agujeros. Toda la familia estaba colocada frente a mí y, tras unos cuantos “no puede ser”, allí estaba… Tenía un lazo rojo y se bebía mis lágrimas al llenar de besos mi cara. Nos miramos y sentí algo demasiado especial como para etiquetarlo con palabras. Yo continuaba llorando y mi sobrina me lo quitó de los brazos riendo. Creo que me senté en el sofá mientras lo veía y seguía sin poder asimilar nada. No lo hice hasta que pasaron algunos días y fui a firmar el contrato de adopción definitivo.

FullSizeRender.jpg

Con una responsable de Valle Colino

Le pusimos Marley por “Una pareja de tres”y nació en el albergue comarcal Valle Colino, en el chenil de una preciosa Shih Tzu que había sido abandonada cuando estaba embarazada. La madre y su hermano contaban ya con una familia de acogida, pero él se iba a quedar solo con casi dos meses de vida.

Cuando cuento su historia y me dicen que tuvo muchísima suerte siempre contesto que los que la tuvimos fuimos nosotros. No importa el amor que reciba, la forma en la que ha cambiado y mejorado nuestras vidas hace que siempre esté en deuda con él.

Es mi hijo y mi mejor amigo. Es el que me recibe como si hubiera vuelto de la guerra 20 años después tras salir dos minutos a comprar pan. IMG_2584.jpgEs la empatía que veo en sus ojos cuando bosteza conmigo y la felicidad de ese rabito en movimiento al volver a casa en un mal día… Es todo eso y mucho más.

Conoce toda mi rutina y mejora cada momento de ella sin exigencias. Me espera en la alfombra con un juguete mientras escribo o hago llamadas y quiere volver a casa pronto cuando estoy cansada e ir al parque cuando sabe que tengo la tarde libre. Sí, lo sabe. Sé que lo sabe… Sabe cómo estoy y reconoce mi estado de ánimo. Me conoce.

IMG_8363.jpgLe gusta dormir con la cabecita sobre mi barriga para sentir el movimiento de la respiración. Estornuda cuando me pongo el Fleur d’Osmanthus de Roger Gallet y me persigue con amor – odio cuando voy con la aspiradora por toda la casa. Se acuesta bocarriba para que incluso los desconocidos lo acaricien y en su cabeza no existen malos ni maldad en el mundo… IMG_1700.jpgSu pasión es correr por el césped como una liebre y regalarle palitos a Lissi, su mejor amiga del parque. Le ladra a las olas y salta sobre ellas para revolcarse mojado en la arena. Duerme en la habitación de los niños cuando se quedan en casa y se pone en la puerta a esperarlos mucho antes de que lleguen.

Jamás imaginé que todo el amor y la ternura del mundo tomaran forma en algo tan pequeño… Hay algo más allá de su lealtad. Algo que supera su capacidad de hablar sin palabras… Ellos no nos decepcionan. A mí no me hace falta “conocer más al ser humano para querer más a mi perro”. Lo que me transmiten sus ojos es mucho más autentico, sincero y puro de lo que nunca he visto en los ojos de nadie. Él es Marley y me quiere simplemente por lo que soy, sin esperar nada de mí. Te quiero, pequeñajito mío.

gggggghhhh.jpg

 

Comunicación de cobre

Pantallas y luz blanca. Autocorrectores poco correctos que transmiten emociones encubiertas en palabras y replican, viciosa e intranscendentemente, a otras emociones que jamás veremos ni conoceremos. Intenciones comunicativas forzadas, torpes y precipitadas que se pierden sustancialmente en avisos de lectura y notificaciones carentes de toda naturalidad.

La empatía está de baja por depresión al ver que hemos cambiado nuestras expresiones faciales por seres inanimados redondos que rozan lo absurdo. El ponerse en la piel o en los zapatos de alguien se mide por la lucha estado en línea vs. escribiendo. Variaciones seguidas de puntos suspensivos interminables e infinitos hacia la catedral de las ansiedades.

Ofrecemos consejos y parches que jamás pondríamos en nuestra ropa para trajes de los que no conocemos ni la talla. Preferimos observaciones e hipótesis meteorológicas y damos por hecho que cualquier respuesta es mejor que un sano y necesario silencio. Sí, la comunicación se ha convertido en un deporte de alto riesgo practicado por una sociedad en baja forma emocional por sobrepeso de condescendencia, gula de superficialidad y desnutrición de argumentos.

Atrás quedó el lenguaje no verbal. Se encuentra perdido y olvidado junto a ese algo básico que nos hace dotar de humanos a nuestra condición de seres. Seres de superioridad sobrevalorada por el don de un lenguaje para el que no tienen ningún tipo de dominio. Cómo estás de mentira y problemas que escuchamos pensando en si dejamos o no la lavadora puesta. Prioridades organizadas por nuestro ombligo cargadas de likes a párrafos que no hemos leído de vidas mal llamadas sociales. Fotos y estados sin olor ni sonido, sonrisas que ya no miran caras reflejadas en pantallas y, miradas… Miradas congeladas en cámaras que jamás tendrán los magapíxeles de una mano sobre otra mano en la mesa.

Miremos menos hacia abajo y más hacia el frente. Más piel que cristal; menos batería y más sangre. Menos de mentira y más de verdad.

Sin título 2.jpg

Sólo para solitarios

Hace algunos años tuve un sueño en el que veía con toda claridad la portada de un libro que yo misma escribía. La fotografía era simple. Bajo el título de “Sólo para solitarios” había una taza blanca y desportillada de café en una mesa de madera sin tratar con una silla vacía. Era un café a solas en una mesa para dos… Todavía recuerdo la sensación que tuve al despertar. Fue tan revelador que sentí la necesidad de escribirlo. Pasaron los meses y algunos capítulos tomaron forma en mi ordenador, pero con el tiempo y los acontecimientos la idea se llenó de polvo.

En mi cabeza necesitaba dar forma a todas esas cosas con las que la sociedad nos empaña la mente y la personalidad. Quería acabar con las ofertas 2×1, los cruceros del amor y los kilos de comida que se empeñan en vender más barato en el supermercado para ti sola. Quería asesinar a esa idea tan poco acertada de pareja. Sí, pareja, cual calcetines que terminan olvidados en un cajón al ser separados. Incompletos e inservibles si no permanecen juntos… ¿Eso somos?

No daba ni doy crédito cuando veo caras de sorpresa al contar que me encanta disfrutar de una taza de café sola en una cafetería, ir sola al cine y al teatro o caminar por la noche sin más compañía que la de la música que escojo según me pida el estado de ánimo.

Me repetía siempre que creía en el amor y que, por eso mismo, no lo practicaba. Valoraba el amor que veía a mi alrededor y jamás encontraba nada autentico. Inseguridad, dependencia emocional, autoengaño y kilos de conformismo…  Nacemos con un ideal al que dedicamos toda nuestra energía y tiempo en alcanzar y terminamos por aceptar y resignarnos con el que más se aproxima a esa persona imaginaria… Desgraciadamente la imaginación y la realidad nunca solapan bien los márgenes y lo que parecía un éxito termina convirtiéndose en decepción y fracaso. Sufrimientos y derrotas que ocurren por no ser capaces de conseguir la única victoria que merece la pena lograr: saber estar con nosotros mismos.

Nacemos y morimos solos, pero seguimos cargando en otra persona la responsabilidad y posibilidad de sentirnos completos y plenos. No se me ocurre nada más egoísta y absurdo… No. No nos enseñan a aceptar nuestra propia compañía y la soledad escogida está mal vista. Añadimos a nuestros logros una emoción que se elige tener… Sólo debemos pensar en lo que dicen dos personas al ponerse al día después de un mundo sin verse: me licencié, estoy trabajando en esta empresa, me ME CASÉ y estoy viviendo en el mismo pueblo que Petunia. Ella se casó con Petunio y ahora puede respirar, hacer la fotosíntesis y tener cerebro. No, por favor.

El amor no es algo más en una lista de cosas por hacer ni un mérito. Tenemos el vicio de salir a buscar quimeras para completar puzzles que están ya completos. La felicidad es una actitud que elegimos tener. No se está ni se busca. Se ES, decidimos serlo. Las carcajadas y las risas fingidas y prolongadas segregan las mismas sustancias en nuestra cabeza.

Creo en el amor que es todo menos lo que mal etiquetamos constantemente por presión social y, tristemente, individual. Creo en el solo que no necesita tilde. Creo en una amistad sin exigencias con atracción física y apoyo emocional constante. Creo en el amor que no completa ni modifica. Creo en el amor que hace brillar más a dos piedras ya perfectamente pulidas.

Delirios de un ombligo cardado de plástico

Respiraban el mismo oxígeno, pero nunca exhalaban en la misma dirección. Paseaban sincronizando sus pasos hacia destinos diferentes que jamás tendrían una secante lógica…

Rozaban el vértice de sus ideas más íntimas, pero vivían en sistemas sexagésimales paralelos con ángulos que procuraban posturas incómodas. Tantos grados y ninguna copa de vino salvada en aquella noche en la que la aritmética dejó de ser una ciencia exacta.

Intentaron solapar las sombras gigantes de sus áreas sentimentales, pero la vida sólo les demostraba que cada día era una resta de conciencia, un golpe de realidad a base de polígonos irregulares sustentados más allá de nuestro control y comprensión.

Somos figuras imperfectas que se revuelcan en el caos de un mundo que no nos pertenece.  No vamos a ninguna parte ni somos de nadie. Existimos y, existiendo, escribimos borradores de historias con lecciones que no aprendemos. Un círculo vicioso de autodestrucción y egoísmo que aplasta lo que podría haber sido.

Su existencia llenó de contaminación cuanto les fue dado… Y ya no había barro ni aire ni números que salvaran e hicieran retroceder la consecuencia de su presencia insignificante en el universo.

i.jpg

Trashberg__jpg_1200x750_q85.jpg

bear-ice.jpg

0012474913.jpg

ssss.jpg